Prótesis Dentales

La prótesis dental, fija o removible, es la opción disponible para
reemplazar los dientes o la totalidad de la dentadura, que se pierden con
el tiempo como consecuencia de la degeneración y atrofia de la estructura
ósea que los sostiene, de la enfermedad periodontal o por traumatismos.

La PRÓTESIS DENTAL FIJA o definitiva se realiza mediante la colocación
previa de implantes que se fijan al hueso maxilar y sobre los que
posteriormente se atornilla o fija la nueva dentadura, recuperando toda la
funcionalidad de una dentadura normal. Otro tipo de prótesis fijas son las
fundas y los puentes.

No obstante, lo más frecuente, especialmente en personas de edad
avanzada, es que se utilicen con este fin PRÓTESIS REMOVIBLES, las
conocidas como dentaduras postizas, que durante el día permiten devolver la
normalidad a una boca sin dientes en las funciones de masticación, estética
y habla; y que por la noche se extraen de la boca para facilitar su
limpieza.

Esta prótesis dental se diseña y construye a la medida de las
características y necesidades físicas de cada persona, ya que debe
adaptarse perfectamente a los tejidos y la forma de los maxilares en los
que se apoya, de modo que no pueda moverse o despegarse de la encía.